MediaEdgeAltheide14

Altheide

David Altheide. Profesor Emerito de The School of Social Transformation, Arizona State University

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En 1979 David Altheide y Robert Snow acuñaron un término que resulta crucial para diagnosticar el papel de la comunicación contemporánea: ‘Media Logic’ o ‘lógica mediática’. Indicaban con él, que los medios de comunicación de masas, y el periodismo en particular, imponen su particular forma de seleccionar, percibir y tratar cualquier aspecto de la realidad de la que se ocupan.

En una explicación posteriormente ampliada (1991) mostraban cómo la logica mediática es un modo de ver e interpretar los asuntos sociales que utiliza procedimientos y formatos característicamente distintos a los de cualquier otro enfoque o lógica posible. Otros agentes mediadores (políticos, intelectuales, científicos, etc.) compiten, cada vez con menor eficacia, por presentar la actualidad y los fenómenos de interés general bajo su propia perspectiva. La lógica política, por ejemplo, se ve constante y crecientemente supeditada a pasar por el filtro del enfoque mediático. Lo esencial en el mensaje difundido no será que un medio periodístico tenga inclinación política de derechas o de izquierdas, sino que esos asuntos públicos se amoldenn a su común clave mediática –conflicto, personalización, sorpresa y divertimento-, muy por encima de la orientación ideológica de cada medio o periodista. La forma mental periodístico-mediática actúa como la máxima superestructura ideológica, impone sus formatos y difumina otras posibles alternativas. Tales formatos o filtros incluyen el foco y ángulo de análisis, los modos de organizar el material seleccionado, el estilo y géneros con que se entallan las informaciones, las articulaciones argumentativas prioritarias… la ‘gramática’ en suma que los medios emplean para mostrar al mundo un producto final compacto, más allá de las aparentes diferencias de país o discrepancias de grupos e intereses.

David Altheide y su colega Robert Snow explicaron todo esto mucho antes de que se pusiera de moda el concepto de ‘encuadre’ o ‘framing’, si bien éste tambien se basa en pioneros que lo teorizaron con gran anticipación a su actual popularidad. Sin duda es determinante el enmarcado o encuadre con el que cada medio de comunicación aborda un mismo tema. Y la competencia política por convencer a los ciudadanos consiste sobre todo en una disputa por imponer el marco propio, –la definicion de la situación (Goffman)-, que beneficia a los cercanos y descoloca a los antagonistas: una crisis económica, por ejemplo, explicada como consecuencia de factores internacionales o como incompetencia de las políticas internas. Pero, en mi opinión, el concepto de la ‘lógica mediática’ abarca mucho más y tiene consecuencias más profundas. Se podría considerar como un ‘macro marco’ que reune componentes técnicos, organizativos y de apelatividad psíquico-sensorial, superpuestos como filtros previos a los ángulos o enfoques de selección temática. El resultado es una versión de la realidad restringida al estereotipado cauce que el procesamiento mediático impone. Pero que se ofrece al público como un modo ‘natural’, y cuasi inconcebible de otra forma, de explicar lo que nos rodea.

El trabajo explicativo de Altheide, en particular, no ha dejado de producir nuevos diagnósticos –su análisis por ejemplo de la inoculación de miedos de todo tipo en la sociedad como forma de justificar la ‘necesidad’ de ciertas políticas-, si bien su figura no ha gozado quizá de la visibilidad masiva de otros ‘gurús’ de la comunicación contemporánea. Por eso, me parece especialmente importante y oportuno destacar la publicación de su reciente libro Media Edge: Media Logic and Social Reality (NY. Peter Lang, Octubre, 2014).

En él, Altheide recapitula sus aportaciones anteriores y amplía su visión, hasta concluir que la comunicación mediatizada ha instalado un nuevo orden social que transforma el entorno de la humanidad de una forma sin igual desde la Revolución Industrial. En su opinión, hemos superado el tiempo en que la gente simplemente tomaba en consideración lo que los medios de comunicación de masas difundían. Ahora, lo que los medios recrean se ha convertido en una especie de segunda realidad social que afecta y condiciona cualquier tipo de actividad humana, desde las más extraordinarias a las mas rutinarias. De tal manera, que el proceso de construcción social de la realidad, reiteradamente destacado por muchos sociólogos, ha pasado a depender, por encima de cualquier otro factor, del tipo de intervención que los medios aplican.

Con el actual auge de las redes sociales como aparente alternativa a los medios masivos tradicionales no asistimos más que a otra nueva fase del creciente dominio de la lógica mediática sobre las formas que los individuos y los grupos tienen de atender y relacionarse con su entorno. Las audiencias pasivas de poco tiempo atrás se transforman ahora en redes personales interconectadas, pero casi todo de lo que nos ocupamos en nuestros procesos de comunicación social esta supeditado a un único y previo modo de percibir o representar la realidad, mediáticamente encapsulada.

Tanto si optamos por los asuntos que los medios masivos tradicionales nos ofrecen como si preferimos guiarnos por las nuevas plataformas de blogueros, agregadores y comentarios en redes digitales, la dependencia mental sigue ligada a patrones parecidos: Según el diagnóstico de Altheide, estamos anegados por la superficialidad que imponen nuestras fuentes mediáticas y cibernéticas, sin que seamos capaces de escapar de un modo de pensar plagado de imágenes y soluciones tremendamente simplistas. El que ha impuesto esa lógica a la que Altheide se refiere en todo momento.

Una reflexión que invito a leer aunque sólo sea como un paréntesis de evasión –en el sentido liberador del término-, respecto al modelo de percepción social al que quizás regresemos en cuanto cerremos sus páginas.

José Luis Dader


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/1/d544781231/htdocs/jld/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405
Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *