PortadaICONOS.H-ermes

 La fascinación por Podemos en los medios de comunicación y en la atención pública española sigue en pleno auge. Por encima incluso de los resultados electorales obtenidos en las pasadas elecciones de mayo (difcíles de determinar al haber ido esta formación asociada o camuflada con diferentes coaliciones locales).

En una entrada anterior de este mismo blog ya analicé el fenómeno con cierto detenimiento. Ahora me hago eco simplemente de un artículo más extenso y minucioso que sobre el proceso de mitologización de dicha formación y su líder me ha publicado la revista académica italiana “H-ermes. Journal of Communication”, en un número monográfico dedicado a la construcción social de iconos clásicos y contemporáneos.

En el artículo referido, Fascinados por ‘Podemos’. Un fenómeno natural de la “Democracia Sentimental”, relaciono el vertiginoso avance electoral del movimiento en sólo año y medio con la articulación de un discurso conceptual y visual que resulta especialmente atractivo para el tipo de sensibilidad cultural dominante en las sociedades del modelo occidental contemporáneo. Si bien, el deterioro social y político causado en buena parte por las élites políticas tradicionales explica el surgimiento de todo tipo de reacciones de protesta, la forma específica de la fascinación por ‘Podemos’ no depende tanto de las recetas políticas y valores que ofrece (poco novedosos e ineficientes en buena parte de los casos), como de la ‘poética’ y la ‘escenificación’ con las que su líder principal, sobre todo, los envuelve.

La conclusión principal de mi estudio es que: “En el contexto de una cultura dominada por el resorte de la emocionalización y los reclamos de la espectacularidad, un grupo de apariencia política adánica, personificado en un líder de iconografía a la vez creativa y populista, ha sido capaz, premeditada o intuitivamente, de construir un imaginario mítico de gran atractivo, que ha seducido en clave puramente sentimental a grandes masas de población de escasa reflexividad política y muy baja actitud crítica ante las ambigüedades, despropósitos y hasta inclinaciones antidemocráticas de sus propuestas.”

Valga la muestra de una de los emblemas icónicos más controvertidos y al mismo tiempo exitosos que el aludido líder, Pablo Iglesias, ha producido sobre sí mismo:

                     PabloIglesias.Moto.FortApache

De esta imagen comento: “Como un cowboy postmoderno, un defensor del marxismo económico más ortodoxo y una crítica social rabiosamente antiburguesa, se presenta a caballo de una moto de gran cilindrada, de impensable disfrute del obrero expulsado de su vivienda, con unas zapatillas absolutamente ‘fashion’, una ajustada armonía cromática y una cazadora de rebelde literario, que para completar el cuadro exhibe una mágica chistera sobre el manillar de esa máquina a un tiempo ‘vintage’ e intemporal, es decir, ‘clásica’. Por si quedaran dudas respecto a su sincretismo brutal el personaje dice: “Les da miedo lo que representamos. Y para ellos representamos la libertad […] Con estilo Easy-Ryder y porque al fin y al cabo nacimos para ser salvajes […] Vigila tu cabeza, hombre blanco, esto es Fort Apache”.”

Y añado: “La hibridación empleada resulta odiosa para la ideología que en teoría defiende, pero en realidad resuelve muy bien una deficiencia que Roland Barthes (ed. 2000: 243-244) advertía en las mitologías de la izquierda, cuando las consideraba ‘pobres’ y carentes del poder de fabulación de las mitologizaciones burguesas.”

Ahora Pablo Iglesias les ha dado el enriquecimiento sincrético y mediático que los desideologizados y consumistas tiempos del pensamiento más que débil, liofilizado, requieren. Todo un acontecimiento para los ‘debates basura’ de la ‘politica-reality’, que no se ocuparán en cambio de la realidad de la gestión y las estructuras socioeconómicas afectadas.

José Luis Dader

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *